Importancia del protector y bloqueador solar en la alberca

La capa de ozono que protege la tierra de las irradiaciones solares se encuentra en sus niveles más bajos, esto produce que los rayos UV que emite el astro hacia la superficie terrestre sean cada vez más fuertes. Aunque la luz del sol nos brinda energía, mejora el estado de ánimo y aporta vitamina D; la radiación ultravioleta (UV) es absorbida por la piel provocando arrugas, manchas, envejecimiento y daños que pueden llevar al peor escenario, cáncer de piel. Ante cualquier actividad al aire libre, incluyendo el uso de la alberca, se debe usar protector/bloqueador solar y cremas protectoras sin importar la ocasión.

 

Los protectores/bloqueadores solares ayudan a prevenir que los rayos ultravioletas lleguen a nuestra piel en sus tres niveles. Existen los rayos UVA y la luz UVB. La luz UVB llega a la epidermis y es la causante de quemaduras, mientras que los rayos UVA penetran al nivel más profundo de la dermis casi hypodermis, aumentando el riesgo de cáncer.

 

Las propiedades químicas de los protectores evitan que estos rayos lleguen a la piel. La medida de protección es el Factor de Protección Solar (FPS), éste indicará cuánto tiempo puedes permanecer bajo el sol sin quemarte o recibir daño dérmico. Como dato importante, los bloqueadores solares proporcionan más nivel de protección que los protectores, al no medirse en FPS, sino en protección general. Una gran diferencia es que los protectores tienen tiempo de protección y se disuelven en la piel, perdiendo su color, mientras que los bloqueadores mantienen su color y textura densa.

 

El uso adecuado que garantiza la protección contra los rayos UV implica tiempo y aplicación. Respecto al tiempo, debe aplicar treinta minutos antes de salir al sol para permitir a la piel que absorba los químicos protectores. Luego de nadar o sudar se deben aplicar de nuevo los protectores, no importa que indique es a prueba de agua. La forma de aplicación debe ser suficiente para cubrir todas y cada una de las partes del cuerpo con piel expuesta, procurando mayor cantidad en rostro (especialmente), cuello, hombros, brazos y espalda, incluso en el cuero cabelludo en caso de tener menor cantidad de cabello. El bloqueador será efectivo siempre y cuando se aplique en tiempo y forma, antes de la exposición al sol.

 

Las personas con pieles claras se les recomienda protector solar con un FPS mínimo de quince horas o más. Aquellos que son sensibles al sol es necesario que utilicen únicamente bloqueador solar, a pesar de su desventaja por la consistencia espesa y grasosa que contiene. Ambos se deben usar todos los días del año, no importa este nublado o soleado, ya que los rayos UV traspasan cualquier nube o elemento natural en la atmósfera.

 

El sol será cada vez más fuerte en la tierra y agresivo con nuestra piel, así que la mejor solución ante esto es la conciencia y educación del cuidado a través de la protección. El bloqueador solar es un producto de uso riguroso cada vez que uno se expone a las radiaciones del sol.

 

Autor:
AlbercasMontalvo.com

Leave a comment